fbpx

No hay yoga sin props. Puede sonar exagerado, pero después de un tiempo, uno se da cuenta que esto es una certeza. Pero empecemos por el principio: ¿Qué son props? La gama es amplia: incluyen mats, bloques de madera o de goma, cuerdas, tapaojos. Y son más (muchísimo más) que solo “cosas” que nos ayudan a mejorar nuestra práctica. En realidad, son herramientas que mejoran nuestra práctica.
Se cree, por ejemplo, que una cuerda solo la necesitan los principiantes o las personas que no son flexibles. Pero esto no es cierto. Una cuerda ayuda desde de tu primera clase hasta tu clase número mil. Una cuerda puede lograr una profundidad única en posturas y te puede ayudar a entender lo que estás logrando con el cuerpo. Con un poco de creatividad y disciplina, una correa te puede dar una mano a mantener más tiempo una postura y la sensación es liberadora.
Lo mismo con el bloque. Este no es solo “por si no llegas”. ¡Así te estás perdiendo de mucho! Un bloque o dos son increíbles para lograr estiramientos intensos, te ayudan a sacar más fuerza y te dan estabilidad para así mejorar detalles. De otro lado, un buen mat te acompañará siempre. ¿Qué tienes que tener en cuenta para elegir uno? Pues depende del estilo que practicas. Pero básicamente, si vas a un estudio, quieres uno que no pese demasiado y que tampoco sea resbaladizo. Y, claro, quieres uno que te dure varios años. ¿Y el tapa ojos? Lo mejor lo dejamos para el final. El tapa ojos es un prop que a veces queda de lado, pero es riquísimo e ideal para relajarnos. Lo puedes usar en casa o cuando quieras desconectarte del mundo tirada en el sillón de tu sala, ¿por qué no? En Yogósfera, puedes encontrar tu prop ideas en la sección «Respira». Date una vuelta y cualquier duda, nos avisas y te podemos ayudar a elegir lo más adecuado.

Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.
0